Egypt

Una voz

Ahma Refaat, un sindicalista de El Cairo, ha luchado por la justicia social durante décadas.

La primera vez que fui arrestado fue en 1977, durante una protesta contra el aumento del precio del pan, bajo la presidencia de Anwar Sadat.

Desde entonces, Refaat ha sido arrestado una cantidad innumerable de veces, la más reciente durante las protestas del 25 de enero de 2011, que marcaron el comienzo del primer gobierno democráticamente elegido de Egipto.

Uno de los objetivos de las protestas masivas era la formación de la Federación Egipcia de Sindicatos Independientes, para terminar con un monopolio del Estado del movimiento sindical que duraba sesenta años. Desde entonces, han surgido sindicatos más independientes.

Pero la revolución aún no ha terminado para Refaat y otros activistas: no habrá terminado hasta que trabajadores, empleadores y la sociedad civil queden implicados en el proceso de elaboración de políticas.

Deben cesar las restricciones que sufren los sindicatos y se debe aspirar seriamente al diálogo social si queremos hacer de Egipto un lugar para todos los egipcios.

Bolivia

Una voz

Nunca me pagaron los domingos, días en los que había una carga mayor de trabajo, y trabajaba siempre 12 horas al día. Durante 14 años, no tuve nunca vacaciones.

Felicidad Yugar, trabajadora doméstica en Bolivia

La OIT ha prestado su apoyo en campañas de sensibilización, tales como la organización de ferias dominicales en las que se proporcionaba información sobre los derechos y obligaciones de los trabajadores domésticos y sus empleadores. Estos eventos aumentaron el reconocimiento de la Federación nacional de trabajadoras domésticas de Bolivia y facilitó el diálogo entre el sindicato y el Ministerio de Trabajo. El diálogo llevó a la ratificación del Convenio sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos, 2011 (n° 189). Impulsar las organizaciones de trabajadores y empleadores – cuyo apoyo a las reformas es fundamental - representa una parte importante de la asistencia de la OIT.

Estados árabes

Una voz

La crisis económica y financiera que golpeó al mundo en 2008 y la tragedia del desempleo de masa al que ha dado lugar en muchos países subrayan la relevancia de la OIT y su papel vital a nivel socioeconómico y a nivel global.

Nidal Katamine - Ministro de Trabajo de Jordania
Presidente de la Conferencia Internacional del Trabajo, 2013

Creemos que la lucha por la justicia social comienza aquí: protegiendo a los trabajadores vulnerables. La transición a la democracia que está en marcha en la región árabe demuestra que la construcción de sociedades inclusivas y productivas es un requisito para la estabilidad social. Los principios del trabajo decente se deben encontrar en el centro de estas transformaciones.

Nada Al-Nashif, Directora Regional de la Oficina de la OIT para los Estados árabes
http://www.ilo.org/global/about-the-ilo/newsroom/comment-analysis/WCMS_187443/lang--en/index.htm

Restablecer el crecimiento, aumentar su contenido de empleo y fortalecer la demanda interna y hacerlos menos volátiles en el futuro son elementos esenciales para perseguir con éxito la Agenda de Trabajo Decente.  Mientras trabajamos por conseguir un mejor funcionamiento de los mercados laborales, debemos hacer mayor énfasis en la promoción de la igualdad de género y la integración de la juventud en dichos mercados laborales.

La Agenda árabe de acción para el empleo
Sitio web de la Oficina regional de la OIT para los Estados árabes

Además del desempleo oficial, existe también un desempleo camuflado… Deberíamos movernos hacia la justicia social en su significado más amplio, no solo en términos de salarios.

Ministro de Planificación egipcio, Ashraf al-Arabi, Sharm El-Sheikh , Septiembre de 2013
http://www.ilo.org/beirut/media-centre/news/WCMS_222211/lang--en/index.htm

Bangladesh

Una voz

Emerger de las ruinas del Rana Plaza, Bangladesh

Minu Aktar fue una de las víctimas del colapso del edificio Rana Plaza de Bangladesh de 2013 y sobrevivió milagrosamente.

Minu AktarLlevaba trabajando cuatro años y medio para Phantom Apparels en la cuarta planta del Rana Plaza. 

Aún padece las lesiones físicas que sufrió durante el colapso, así como el trauma por haber permanecido atrapada bajo las ruinas el edificio.

En todo caso, después de seis meses, Minu ha comenzado a superar su dolor gracias al apoyo de su familia y mediante un programa de la OIT, en asociación con BRAC, una importante organización no gubernamental que dota a los supervivientes de las competencias necesarias para obtener empleo en lugares de trabajo locales.

Como resultado de este programa, ahora Minu trabaja en una sastrería de Savar, bajo la tutoría de un supervisor OIT/BRAC y de un maestro artesano.

 

Ver a mi familia, tener trabajo: por fin me siento viva de nuevo.

Serbia

Una voz
Dragana Milanovic

Estoy contenta de haber obtenido un empleo a tiempo completo después de haber realizado un curso de formación patrocinado por un Programa de capacitación empresarial para los jóvenes (YEF, en inglés) con Pasin Farm, una empresa de torrefacción, empaquetado y distribución minorista de café de Backa Palanka.

Dragana Milanovic (23 años)