Estados árabes

La justicia social, el trabajo decente y el respeto de los derechos fundamentales han estado en el centro de los últimos levantamientos populares que han afectado a algunos Estados árabes.

Como secuela de la Primavera árabe, 2012 y 2013 se han visto caracterizados por una inestabilidad política aún mayor. La crisis siria sigue teniendo graves consecuencias en sus países vecinos.

En el mundo árabe, los eventos de los últimos años han dejado claro que, a pesar de figurar entre los primeros en el ranking de países cumplidores de los términos en materia de salud y educación establecidos en los Objetivos de Desarrollo del Milenio, algunos países sufren las consecuencias de tener mercados laborales que atraviesan dificultades, lo cual ha llevado últimamente a situaciones de agitación social y política.

Los Estados árabes necesitan coherencia macropolítica para mejorar la productividad y los salarios así como relaciones laborales renovadas que permitan a los trabajadores y empleadores participar efectivamente en la toma de decisiones y deben expandir los sistemas de protección social para proporcionar empleo y seguridad del sustento para todos y todas.