Bolivia

Una voz

Nunca me pagaron los domingos, días en los que había una carga mayor de trabajo, y trabajaba siempre 12 horas al día. Durante 14 años, no tuve nunca vacaciones.

Felicidad Yugar, trabajadora doméstica en Bolivia

La OIT ha prestado su apoyo en campañas de sensibilización, tales como la organización de ferias dominicales en las que se proporcionaba información sobre los derechos y obligaciones de los trabajadores domésticos y sus empleadores. Estos eventos aumentaron el reconocimiento de la Federación nacional de trabajadoras domésticas de Bolivia y facilitó el diálogo entre el sindicato y el Ministerio de Trabajo. El diálogo llevó a la ratificación del Convenio sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos, 2011 (n° 189). Impulsar las organizaciones de trabajadores y empleadores – cuyo apoyo a las reformas es fundamental - representa una parte importante de la asistencia de la OIT.