Promover el derecho a la libertad de asociación y la negociación colectiva

El principio de libertad de asociación ha estado siempre en el centro de los valores de la OIT desde 1919 pero siguen existiendo desafíos que afrontar en la aplicación del mismo:

en algunos países de la región, a ciertas categorías de trabajadores se les niega del derecho de asociación, algunas organizaciones de trabajadores y empleadores son suspendidas de modo ilegal o ven sus actividades boicoteadas y, en algunas situaciones extremas, se dan casos de sindicalistas y representantes de empleadores que son arrestados e incluso asesinados. Las normas de la OIT junto con el trabajo del Comité de Libertad Sindical y otros mecanismos de supervisión, allanan el camino para la resolución de estas dificultades y garantizan que se respete este derecho humano fundamental.

En términos de sensibilización, la OIT da apoyo a la campaña regional sobre libertad sindical, negociación colectiva y a los procesos de autorreforma de la Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas.

La asistencia técnica se ha concentrado en la eliminación de las barreras a la negociación colectiva en el sector público, dando resultados significativos en Santa Lucía donde se alcanzó un acuerdo de tres años sobre salarios públicos así como en Colombia, con el desarrollo de un decreto específico y procesos de negociación colectiva a nivel local, lo cual llevó a la firma de 89 acuerdos específicos en 2013.

Por otra parte, en Colombia se creó también un comité específico para la resolución de conflictos involucrando a la OIT, se adoptaron procedimientos de operación, y se designó a un mediador mediante un consenso tripartito. Otros países, como Guatemala y Perú, están analizando y considerando esta positiva experiencia.

Brasilia: Declaración para la lucha contra el trabajo infantil mediante colaboración Sur-Sur

Un diálogo entre organizaciones de trabajadores y empleadores de los países de cooperación Sur-Sur de habla portuguesa para combatir las peores formas de trabajo infantil

Brasilia: Declaración para la lucha contra el trabajo infantil mediante colaboración Sur-Sur

En agosto de 2013, trabajadores y empleadores aunaron sus fuerzas en Brasilia contra el trabajo infantil en sus peores formas, esfuerzo que culminó con la redacción de la Declaración bipartita de Brasilia. Este laboratorio se celebró como continuación de la Declaración bipartita de Brasilia. Este laboratorio se celebró como continuación de la Declaración ministerial de Maputo (2013) y fue organizado por ministros del trabajo procedentes de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP), la Confederación Empresarial de la CPLP (CECPLP) y la Comunidad Sindical de la CPLP (CSPLP).

Durante el período previo a la celebración de la III Conferencia Mundial sobre el Trabajo Infantil, celebrada también en Brasilia del 8 al 10 de octubre de 2013 y como consecución inmediata de su ambicioso plan de trabajo, la Declaración bipartita de Brasilia describe la acción que se debe llevar a cabo a través de la cooperación Sur-Sur en la lucha para acabar con las peores formas de trabajo infantil y para alcanzar el objetivo de trabajo decente para todos y todas.