Empleos decentes y productivos mediante negocios sostenibles

Los negocios sostenibles juegan un papel principal en la creación de empleo. En junio de 2013, la OIT lanzó el Programa de Formalización de la Economía informal en América Latina y el Caribe (FORLAC) para dar apoyo a gobiernos e interlocutores sociales.

En Barbados, la OIT ayudó al Gobierno en la elaboración de medidas e iniciativas de desarrollo de políticas que se incluyeron en el Presupuesto nacional.

En Bolivia, para apoyar las iniciativas sobre reciclaje de residuos sólidos, el Gobierno de La Paz ofreció formación a empresarios de microempresas sobre trabajo decente y empleos verdes. Unos 1.485 formadores y facilitadores de desarrollo empresarial obtuvieron un acceso más fácil y más verde a una mayor audiencia/red mediante el uso de nuevas tecnologías y de los canales de redes sociales como Facebook y Twitter además de una plataforma intranet común.

En Colombia, Perú y Guyana, las cooperativas agrícolas se vieron también reforzadas.

En Haití, tres centros de servicio a las empresas dieron asesoramiento a empresas de los sectores de la construcción, industria agrícola, mecánica y electrónica como resultado de una alianza apoyada por la OIT de carácter público-privado. Unas 54 pequeñas empresas produjeron más de 500.000 artículos para su uso en la construcción, restauraron pequeñas infraestructuras públicas y rehabilitaron 10 km2 de vías peatonales en barrios desfavorecidos.

Argentina tiene un Plan que vincula la estrategia de desarrollo industrial a programas de formación continua. Guyana ha revisado su política sobre formación profesional y técnica para adecuarla a la demanda del mercado laboral. Bermudas y Santa Lucía han desarrollado estrategias específicas para la inclusión laboral de personas con discapacidad mediante la formación. La OIT suministra asistencia técnica a estos procesos mediante sus Equipos de Trabajo Decente y el CINTERFOR.

Centro Interamericano para el Desarrollo del Conocimiento en la Formación Profesional - CINTERFOR

CINTERFOR es un servicio técnico de la OIT que responde a las necesidades de las personas, las empresas y los países en el campo de la formación profesional y el desarrollo de los Recursos Humanos. Funciona como el núcleo de una red de gestión del conocimiento de entidades relacionadas con estas cuestiones en América Latina y el Caribe. Tiene sede en Montevideo.

Las empresas no pueden crecer y prosperar si el ambiente político e institucional no es favorable y justo y si no encarna un respecto incondicional por los principios y derechos en el trabajo. En Honduras el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) ha desarrollado una agenda nacional sobre desarrollo empresarial sostenible.

Crear y favorecer un ambiente propicio para la sostenibilidad de las empresas requiere también el desarrollo de políticas de empleo contundentes, que se basen en información pertinente y actualizada sobre el mercado de trabajo. La OIT ha dado apoyo a las oficinas de estadística nacionales, ha preparado resúmenes sobre las tendencias de empleo en colaboración con la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), ha realizado investigación sobre el empleo rural con la FAO y sobre los derechos de las mujeres en el trabajo con ONU Mujeres, PNUD y CEPAL, promoviendo así la Agenda de Trabajo Decente.

En Santa Lucía y en San Vicente y las Granadinas, el diseño y la ejecución de políticas de empleo fueron facilitadas por sistemas de información más completos e integrados.

Plan peruano para la promoción del empleo juvenil

Peru’s plan to promote youth employment

Con el fin de responder al reto del empleo juvenil – dos de cada tres personas desocupadas en Perú en 2010 eran jóvenes, y cuatro de cada cinco jóvenes con ocupación trabajaban en situación de precariedad - el Gobierno de Perú adoptó una política de empleo nacional (2010-2014) y un plan de acción para la promoción del empleo juvenil.
Hacia finales de 2012 más de 390.000 jóvenes mujeres y hombres se habían beneficiado de las medidas del plan de acción.