Américas: América Latina y el Caribe

En América Latina una década de crecimiento económico y la implementación de políticas nacionales centradas en el empleo han dado lugar a una reducción del desempleo y a un aumento de la retribución media y de los salarios mínimos reales. Se ha reducido la pobreza, que conlleva una distribución no equitativa de los ingresos.

La cobertura de la protección social ha crecido y el desempleo descendió a un nivel sin precedentes de, aproximadamente el 6 por ciento en 2012. Sin embargo, 15 millones de personas siguen desempleadas, 90 millones de trabajadores carecen de cualquier tipo de protección y 130 millones de personas trabajan en el sector informal. Como contraste a lo anterior, vemos que los indicadores del mercado de trabajo de los países del Caribe empeoraron y alrededor de 15 millones de mujeres y hombres siguen sin trabajo en esta subregión.

Por lo tanto, una prioridad es la formalización como también lo es la promoción de la creación de empleo mediante empresas sostenibles, para poder garantizar un respeto total de los principios y derechos fundamentales del trabajo y reforzar la administración laboral, centrando la atención en la inspección del trabajo.