Tripartismo y Normas internacionales del trabajo

Fundamentos para un crecimiento inclusivo y sostenible

La OIT, gracias a su estructura tripartita, garantiza que los puntos de vista y las prioridades de los gobiernos, empleadores y trabajadores queden reflejados en las Normas internacionales del trabajo así como en las políticas y los programas, logrando de ese modo identificación, resultados de desarrollo efectivos e impacto humano duradero.

Aung San Suu Kyi

La Conferencia Internacional del Trabajo es pionera y representa un ejemplo de inclusión. Representantes de trabajadores y empleadores así como de los gobiernos reunidos para encontrar soluciones efectivas a problemas complejos demuestran el gran valor que tiene un intercambio significativo entre las partes interesadas.

Aung San Suu Kyi
Mensaje a la Conferencia Internacional del Trabajo, 2012

Las Normas internacionales del trabajo son un órgano de la OIT que proporciona un marco amplio para la regulación de todos los aspectos del mundo del trabajo, incluída la lucha contra el trabajo infantil y la lucha por los derechos de los trabajadores domésticos, de la gente de mar y de los pueblos indígenas y tribales.

La OIT cuenta con uno de los sistemas de supervisión de las normas más riguroso que realiza un seguimiento de la implementación de los convenios ratificados y presenta ante todos los Estados miembros las buenas prácticas y las violaciones de los mismos.

La OIT trabaja para fortalecer sindicatos y organizaciones de empleadores representativos, independientes y democráticos en todos los países. Se recogen a continuación, algunos ejemplos del trabajo y los resultados obtenidos en este sentido.

Somos una organización guiada por valores, que elabora y defiende normas y debemos responder a lo que nuestros mandantes necesitan de nosotros.

Guy Ryder, Director General de la OIT

Fortaleciendo las organizaciones de empleadores

En todas las regiones, la OIT ha fortalecido las organizaciones de empleadores para mejorar sus estructuras, sus capacidades institucionales y técnicas, la prestación de servicios a los miembros actuales y potenciales y su capacidad de participar en los procesos de políticas basadas en la evidencia.

En Camboya, la Federación Camboyana de Empleadores y de Asociaciones Empresariales (CAMFEBA) y la OIT desarrollaron conjuntamente un código de prácticas y una serie de directrices para empleadores sobre la promoción de la igualdad y la prevención de la discriminación en el trabajo, lo que permitió a CAMFEBA proporcionar asistencia técnica a sus miembros sobre cuestiones legislativas relacionadas con la discriminación.

Con el fin de crear un entorno propicio para los negocios, la Asociación Serbia de Empleadores (SAE) llevó a cabo una investigación sobre las dificultades para hacer negocios y organizó reuniones y mesas redondas con empresarios en diferentes localidades de Serbia para poder formular su posición política y sus prioridades en su programa de apoyo. Se desarrollaron recomendaciones políticas específicas que fueron lanzadas posteriormente mediante una amplia campaña en los medios de comunicación y una rueda de prensa. Esto permitió a la SAE influir en los cambios de la legislación que tuvieron lugar en diciembre de 2012 y que propiciaron la abolición de ciertos impuestos locales (por un valor estimado de 600-1000 euros al año por empresa) que afectaba al 90 por ciento de los negocios; la eliminación de la obligación de varios pequeños negocios a utilizar una caja registradora fiscal, lo que dio lugar a ahorros significativos para el 16 por ciento de los negocios de Serbia; y la duplicación del umbral de registro del impuesto al valor añadido (IVA), que produjo un ahorro significativo en gastos de contabilidad para microempresas y pequeñas empresas.

La OIT proporcionó servicios técnicos y de asesoramiento para el desarrollo y para la adopción de una estrategia de la Confederación General de Empresas Argelinas (CGEA) con el fin de potenciar su visibilidad en el país y de mejorar el diálogo y los servicios entre sus oficinas locales y la central. En colaboración con el Centro Internacional de Formación de la OIT de Turín, se proporcionó formación a personal local en competencias básicas en gestión basadas en la herramienta Organización de Empleadores Eficaces. LA CGEA aumentó sus adhesiones de 1.476, en enero de 2012, a 1.823, en abril de 2013, y ha abierto 16 nuevas oficinas de distrito.

Fortaleciendo las organizaciones de trabajadores

La OIT proporcionó asesoramiento de políticas y apoyo técnico a sindicatos de todas las regiones con el objetivo de promover un movimiento sindical que opere a nivel nacional. Un ejemplo de ello es la India, donde la OIT prestó apoyo en la construcción de capacidad institucional para el establecimiento de una plataforma conjunta para once confederaciones sindicales con el fin de negociar una lista de diez puntos con el Gobierno. La lista incluía la ratificación del Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, 1948 (n˚ 87), y el Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva, 1951 (n˚ 98), así como el establecimiento de salarios mínimos y mejoras al sistema de seguridad social.

En la República Unida de Tanzanía la OIT proporcionó apoyo financiero y técnico para la construcción de capacidades del Congreso de Sindicatos de la República Unida de Tanzanía (TUCTA) sobre leyes laborales y normas internacionales del trabajo, implicando a representantes de todos los afiliados del TUCTA. Como resultado de la sensibilización con respecto a la legislación laboral y los derechos de los trabajadores, se registraron cinco nuevos sindicatos en la República Unida de Tanzanía.

En la Federación de Rusia los sindicatos desempeñan un papel vital en la promoción del Programa de Trabajo Decente a nivel nacional y subnacional. La Federación de Sindicatos Independientes de la Federación de Rusia (FNPR), con más de 23 millones de afiliados, es uno de los miembros más representativos e influyentes del movimiento sindical internacional y cubre la mayoría de los sectores de la economía. En 2012 y 2013 y con el apoyo de la OIT, los sindicatos contribuyeron de modo significativo a la promoción de la ratificación del Convenio sobre la protección de los créditos laborales en caso de insolvencia del empleador, 1992 (n˚ 173), del Convenio sobre el trabajo marítimo, 2006 (MLC, 2006), del Convenio sobre la prevención de accidentes industriales mayores, 1993 (n˚ 174) y del Convenio sobre seguridad y salud en las minas, 1995 (n˚ 176).

Los programas de máster y los programas de post-grado a corto plazo (ENGAGE) para sindicalistas sobre trabajo y globalización, realizados por la Universidad Global del Trabajo en Brasil, Alemania, India y Sudáfrica son el resultado de la cooperación institucionalizada entre universidades asociadas, organizaciones sindicales nacionales e internacionales y la OIT. Ofrecen un ambiente de estudio e investigación “mancomunado” propicio para la promoción de la justicia social y el trabajo decente. En un estudio externo de los 430 antiguos alumnos de la Universidad del Trabajo Global (2004-2012), el 83 por ciento respondió que sus capacidades analíticas habían mejorado tras la realización del programa y el 87 por ciento afirmó sentirse más seguros que antes a la hora de contribuir en discusiones o proyectos de naturaleza política o internacional.